30 Erige el santuario ciñéndote al modelo que se te mostró en el monte.