26 Después de eso, tomarás el pecho del carnero que representa la autoridad conferida a Aarón, y lo mecerás ante el SEÑOR, pues se trata de una ofrenda mecida. Esa porción será la tuya.