14 Entonces el SEÑOR se calmó y desistió de hacerle a su pueblo el daño que le había sentenciado.