16 Tanto las tablas como la escritura grabada en ellas eran obra de Dios.