6 Por eso, a partir del monte Horeb los israelitas no volvieron a ponerse joyas.