31 y lo ha llenado del Espíritu de Dios, de sabiduría, inteligencia y capacidad creativa