10 —Mañana mismo —contestó el faraón.—Así se hará —respondió Moisés—, y sabrás que no hay dios como el SEÑOR, nuestro Dios.