2 «Hijo de hombre, échale en cara a Jerusalén sus prácticas repugnantes.