La responsabilidad personal

1 El SEÑOR me dirigió la palabra: