28 Si recapacita y se aparta de todas sus maldades, no morirá sino que vivirá.