25 Por tanto, adviérteles que así dice el SEÑOR omnipotente: “Ustedes comen carne con sangre, adoran a sus ídolos, y derraman sangre, ¿y aun así pretenden poseer el país?