31 y afirmo también que yo soy su Dios y que ustedes son mis ovejas, las ovejas de mi prado”».