17 De modo que, si me tienes por compañero, recíbelo como a mí mismo.