20 Nadie como él se preocupa de veras por el bienestar de ustedes,