24 Así que la ley vino a ser nuestro guía encargado de conducirnos a Cristo,a para que fuéramos justificados por la fe.