8 Al firmamento Dios lo llamó «cielo».Y vino la noche, y llegó la mañana:ese fue el segundo día.