12 Al anochecer, Abram cayó en un profundo sueño, y lo envolvió una oscuridad aterradora.