15 Sara, por su parte, tuvo miedo y mintió al decirle:—Yo no me estaba riendo.Pero el SEÑOR le replicó:—Sí te reíste.