49 y también se le llamó Mizpa, porque Labán juró:—Que el SEÑOR nos vigile cuando ya estemos lejos el uno del otro.