36 En Egipto, los madianitasa lo vendieron a un tal Potifar, funcionario del faraón y capitán de la guardia.