7 En cuanto José vio a sus hermanos, los reconoció; pero, fingiendo no conocerlos, les habló con rudeza:—¡Y ustedes!, ¿de dónde vienen?—Venimos de Canaán, para comprar alimento —contestaron.