8 Luego soltó una paloma, para ver si las aguas que cubrían la tierra ya se habían retirado.