4 Pero no deberán comer carne con sangre; la sangre es vida.