20 En cambio, el SEÑOR está en su santo templo;¡guarde toda la tierra silencio en su presencia!»