33 Dios nos la ha cumplido plenamente a nosotros, los descendientes de ellos, al resucitar a Jesús. Como está escrito en el segundo salmo:»“Tú eres mi hijo;hoy mismo te he engendrado”.a