21 pero al despedirse les prometió: «Ya volveré, si Dios quiere». Y zarpó de Éfeso.