60 Luego cayó de rodillas y gritó:—¡Señor, no les tomes en cuenta este pecado!Cuando hubo dicho esto, murió.