38 Entonces mandó parar la carroza, y ambos bajaron al agua, y Felipe lo bautizó.