4 Así me dijo el SEÑOR:«Desde mi morada miraré impasible,como los candentes rayos del sol,como las nubes de rocío en el calor de la vendimia».