18 Te hará rodar como pelota,y te lanzará a una tierra inmensa.Allí morirás; allí quedarántus gloriosos carros de combate.¡Serás la vergüenza de la casa de tu señor!