14 Así dice el rey: “No se dejen engañar por Ezequías. ¡Él no puede librarlos!