14 No temas, gusano Jacob, pequeño Israel—afirma el SEÑOR—,porque yo mismo te ayudaré;¡el Santo de Israel es tu redentor!