20 Se alimentan de cenizas,se dejan engañar por su iluso corazón,no pueden salvarse a sí mismos, ni decir:«¡Lo que tengo en mi diestra es una mentira!»