25 Por eso se enciende la ira del SEÑOR contra su pueblo,levanta la mano contra él y lo golpea;las montañas se estremecen,los cadáveres quedan como basuraen medio de las calles.Con todo, no se aplacó su ira,y su brazo aún sigue extendido.