12 «Soy yo mismo el que los consuela.¿Quién eres tú, que temes a los hombres,a simples mortales, que no son más que hierba?