19 ¡Ay de mí, que estoy quebrantado!¡Mi herida es incurable!Pero es mi enfermedad,y me toca soportarla.