22 ¿Acaso hay entre los ídolos falsosalguno que pueda hacer llover?SEÑOR y Dios nuestro,¿acaso no eres tú, y no el cielo mismo,el que manda los aguaceros?Tú has hecho todas estas cosas;por eso esperamos en ti.