16 ¡Que sea tal hombre como las ciudadesque el SEÑOR destruyó sin compasión.Que oiga gritos en la mañanay alaridos de guerra al mediodía!