24 Desde nuestra juventud, la vergonzosa idolatríase ha engullido el esfuerzo de nuestros antepasados:sus rebaños y su ganado,sus hijos y sus hijas.