17 Pero yo te restauraréy sanaré tus heridas—afirma el SEÑOR—porque te han llamado la Desechada,la pobre Sión, la que a nadie le importa”.