36 «Si alguna vez fallaran estas leyes—afirma el SEÑOR—,entonces la descendencia de Israelya nunca más sería mi nación especial».