20 Un desastre llama a otro desastre;todo el país está devastado.De repente fueron destruidoslos pabellones y las carpas donde habito.