3 Así dice el SEÑORa los habitantes de Judá y de Jerusalén:«Abran surcos en terrenos no labrados,y no siembren entre espinos.