10 »¡Maldito el que sea negligente para realizar el trabajo del SEÑOR!¡Maldito el que de la sangre retraiga su espada!