31 Corre un emisario tras el otro;un mensajero sigue a otro mensajero,para anunciarle al rey de Babiloniaque toda la ciudad ha sido conquistada.