55 El SEÑOR la destruye por completo;pone fin a su bullicio.Rugen sus enemigos como olas agitadas;resuena el estruendo de su voz.