20 Acalla los labios de los consejerosy deja sin discernimiento a los ancianos.