8 Y Job, sentado en medio de las cenizas, tomó un pedazo de teja para rascarse constantemente.