18 Como con un manto, Dios me envuelve con su poder;me ahoga como el cuello de mi ropa.