6 ¡que Dios me pese en una balanza justa,y así sabrá que soy inocente!